BIOGRAFÍA MÓNICA FERRERAS

 

Sus medios de expresión son la pintura, el dibujo, la instalación y el videoarte. En sus 21 años de trayectoria artística ha realizado doce exposiciones individuales en importantes galerías y centros culturales del país y de los Estados Unidos.

En el 2013 se le otorgó la primera residencia que Davidoff Art Initiative ofreció a República Dominicana, residiendo por tres meses en el International Studio and Curatorial Program, Brooklyn, NY. En el 2010 ganó Premio en el XXII Concurso E. León Jimenes.

En 1993 obtuvo el segundo lugar en pintura en el Concurso de Jóvenes Pintores de Casa de Teatro, Santo Domingo, RD. Ha participado en numerosas exposiciones colectivas dentro y fuera del país. Entre ellas están: Archidona, Ciclo Ultramar, Murcia, España; Semana de Vídeo Iberoamericano, Filmoteca de Andalucía, Córdoba, España; Entre-Vues, Fondation Clement, Martinica; Latitudes Exposition d’art Contemporain, Hotel de Ville de Paris, Francia; Visionarios, Video Experimental, Centro Itau Cultural, Sao Paulo, Brasil; Inside and Out, Recent Trends in the Arts of the Dominican Republic en el Inter-American Development Bank Cultural Center, Washington, D. C., USA.

Asimismo, en las exposiciones: El Juego De La Diferencia, Museo de Arte de Caguas, Puerto Rico. Videoakt, Glogauair Art Center, Berlin, Alemania. Tre, Contemporaneidad Dominicana, Centro Domínico-Alemán, Santo Domingo, RD; Cambridge Multicultural Arts Center, Cambridge, Ma, USA. Island Nation, Risd Museum, Providence, USA; 3ra. Bienal de Estandartes, Tijuana, México. Etter Columbus.Com, Arte Contemporáneo de Haití y República Dominicana, Kunstnermes Hus, Oslo, Noruega.

Politica de la Diferencia: Arte Iberoamericano de Fin de Siglo, Centro de Convenciones de Pernambuco, Recife, Brasil y Malba, Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, Argentina y 1ra Exhibición De Videos-Arte Latinoamericano y del Caribe BID, Centro Cultural BID, Washington D.C. USA e Instituto Italo-Americano, Roma, Italia.

 

STATEMENT

Let it be

Estos trabajos pueden ser vistos como la representación de una nueva fase en mi vida. En términos Jungianos podría llamarse “proceso de individuación”.

Los elementos centrales y que es común en todas mis pinturas son únicos y diferentes entre si, y aluden al “si mismo” o el alma. Simbolizan lo que verdaderamente somos. Nuestra energía interna y contenedora de su propia luz. El alma que es depositaria de nuestras capacidades y cualidades puras.

Literalmente hay un paralelo de como veo y siento que mi vida se está desarrollando y de cómo construyo las pinturas. El uso del color y de las densidades también está en total relación con la narrativa. Podría ser visto como: de lo difuso hacia la claridad; de la negación a la aceptación. Un aprender a dejar ir la ilusión de control para vivir en un dejar ser. Un compromiso al ejercicio diario de fluir con la danza sabia y bondadosa del universo.