Nota de Prensa

Desde el 29 de mayo la Galería ASR Contemporáneo está presentando una exposición colectiva  que reúne artistas en plena madurez, con una trayectoria artística sólida,  y  valiosos jóvenes que van afirmando su talento y su obra en el circuito de las artes dominicanas.

La colectiva presenta una multiplicidad de propuestas en medios heterogéneos como  fotografías, pinturas, objetos e instalaciones con la pretensión  de establecer un diálogo con el espectador y confrontarlo con el corpus de ideas y cuestionamientos que plantean  las propias piezas exhibidas.

Un recorrido a través de las obras de los trece artistas presentes en la muestra confirma en unos casos más que en otros, la persistencia del compromiso de sus prácticas actuales con un pensamiento crítico de las relaciones del individuo con su sociedad bajo un abanico de posibilidades.

El predominio  de obras pictóricas es evidente, al tiempo que corroboran la vigencia de esta manifestación,  develan una complejidad de inquietudes espirituales, sociales y estéticas que concitan a la discusión, el debate, el conocimiento.

Las obras de Manuel Montilla, Fernando Varela y Rafael de Lemos, artistas dueños de un legado imperecedero para el arte dominicano,  dialogan con las últimas creaciones de  Juan Mayi, Cristian Tiburcio, Francisco Tiburcio y Ruddy Taveras. Las estéticas de la abstracción, el neosurrealismo y el  hiperrealismo  abordadas más allá de los términos de composición, ritmo, color y expresión, o sea, como reflexión filosófica, existencial y social manifiestan la pluralidad de enfoques y tratamientos que dinamizan la pintura hoy en día.

También tiene la  fotografía una presencia relevante en esta colectiva. Las propuestas de  Carlos Acero,  Clara Martínez Thedy, y Mary Rosa Jiménez inducen al receptor a nuevas miradas a la cotidianidad. Las imágenes “construidas” por estos artistas tienen en común escenarios tanto subjetivos como físicos que a primera vista no son percibidos, pero que el artista de manera sorprendente los revela concitando el asombro y la curiosidad. Lo lúdico y la ironía como recursos lingüísticos,  lo evidente y no apreciado como reflejo de la ignorancia humana, son parte del universo particular que estos artistas pretenden transmitir a través de sus creaciones.

Acercamientos críticos a la integridad femenina, las complejidades del individuo en sus interacciones humanas y la vulnerabilidad de la condición humana se presentan como pilares  conceptuales en las obras de Belkis Ramírez, Pascal Meccariello y Melisa Roedán, tres artistas en cuyo discurso visual ha predominado las construcciones con medios mixtos y la tridimensionalidad. Pero, al mismo tiempo, en estas obras  debaten con  nociones contradictorias, por ejemplo, lo apreciable y lo descartable; el yo y el otro, lo consciente y lo inconsciente introduciendo hábilmente  al receptor en una reflexión sobre las problemáticas  de la sociedad contemporánea.