STATEMENT ANGEL URRELY

ÁNGEL URRELY

La obra La isla es una de las ideas que más tiempo he conservado en mi memoria. Cuando tenía doce años a cada rato hacia unos dibujos de unas islas inexpugnables. Eran los ochentas y esa era la visión de un niño en una isla bajo asedio.

A estas alturas aquellos recuerdos quedan sepultados debajo de muchas capas de sedimentos. Todo esto se va articulando con piezas que aparente­mente no tienen ninguna conexión. Desde el texto de Simbad el marino a la idea de Reinaldo Arenas de la isla que se desprende de su base y queda a merced de los remos de los moradores en el medio de la mar.

En esta obra es fácil encontrar sus raíces en los bestiarios medievales y las ilustraciones de los tratados alquímicos. Trabajo mucho tiempo en mis diarios en los que registro procesos muy cercanos a la transmutación de la materia vil.