MARY ROSA JIMÉNEZ

Tengo una gran predilección por los reflejos y son estos tal vez los que más identifican mi trabajo fotográfico.

Como sueños oníricos, estas imágenes de reflejos miran dentro y fuera al mismo tiempo. Capturan directamente lo que ven en el cristal sin capas ni Photoshop. Mirar a través de vitrinas de cristal es siempre sorprendente! Girando la cámara de ángulo o moviendo el cuerpo frente al cristal hace cambiar los reflejos, las sombras también hacen que algunos objetos aparezcan y otros desaparezcan, objetos inanimados parecerían tener personalidad propia.

Las vitrinas y sus habitantes tienen años conviertiéndose en mis cómplices. Utilizamos lo que nos rodea para integrarlo a la imagen en una suerte de “street photography” asi, un poco particular, como un mundo paralelo! En mis cacerías de reflejos en vitrinas casi siempre habitadas por maniquís, me encontré esta vez con un retrato de mujer en blanco y negro. Mirado a traves de mi lente, esta mujer del retrato dejaba su “oficio” a un lado y se convertía en mi cómplice para ser co-protagonista de otra historia, para convertirse en mi narradora urbana en ese momento del día.